Ambientes de la Argentina

Ambientes de zonas frías.
Estos ambientes se encuentran en la Cordillera de los Andes y en la región de la Patagonia, en el sur del país. Esta región está formada por las provincias del Neuquén, Río Negro, el Chubut, Santa Cruz, La Pampa y Tierra del Fuego. Se reconocen tres ambientes.


  • Estepa andina
Es el ambiente del Norte de la Cordillera de los Andes. Predomina el clima frío y las lluvias son escasas. En consecuencia, las condiciones de vida son difíciles y hay pocas vías de comunicación. La población está muy dispersa en el territorio y se dedica principalmente a la cría de animales, como la llama. También son muy valorados algunos recursos mineros, como la sal de mesa y la sal de litio, usada para baterías de los celulares.

  • Estepa patagónica
Este ambiente presenta un relieve de meseta, escasas lluvias, bajas temperaturas y fuertes vientos. La cría de ovejas es la actividad más importante desde principios del siglo XX. También la población aprovecha los ríos para el riego de cultivos frutales, como peras y manzanas en Neuquén y Río Negro. En este ambiente, la sociedad extrae petróleo, un combustible muy valorado. Además, los fuertes vientos son un recurso de energía muy valioso.

  • Bosque frío
Se desarrolla en el sur de l a Cordillera de los Andes. Es un ambiente frío, húmedo, con montañas nevadas, lagos y un denso bosque de coníferas. La belleza del paisaje es valorada para el desarrollo del turismo. El Estado creó numerosos parques nacionales  con el objetivo de preservar el paisaje natural  y proteger los recursos que allí se encuentran.




Ambientes de zonas cálidas
Este tipo de ambientes se encuentra en el norte del país y se caracteriza por las altas temperaturas. Los relieves y las precipitaciones varían en las distintas provincias: mesetas con abundantes lluvias en Misiones, llanura y pocas lluvias en Chaco y Formosa, y sierras con abundantes lluvias en Tucumán y Salta. Esta variación de componentes permitió el desarrollo de distintos tipos de vegetación, que originó selvas y bosques. Estas características naturales son aprovechadas por la sociedad que las utiliza como recursos.

  • Selva

Desde el siglo XIX, la selva de Misiones fue muy valorada para la actividad forestal, es decir, la extracción de madera.  La tala de árboles, a su vez, se realiza para despejar y aprovechar el suelo para cultivar té, yerba mate y tabaco. Además se plantaron pinos de rápido crecimiento destinados a la producción de papel. Las industrias de este ambiente se dedican principalmente a procesar los productos cultivados. En Tucumán y Salta la selva se desarrolla en las laderas de las sierras. Es una zona muy modificada por la sociedad para el  desarrollo de la agricultura de caña de azúcar, cítricos como el limón, y el tabaco. Para proteger el ambiente de la selva se crearon distintos parques nacionales como el Parque Iguazú, en Misiones, el Calilegua en Jujuy y el Baritú en Salta.

  • Bosque chaqueño
En este ambiente las lluvias son menores que en la selva y disminuyen hacia el oeste; la vegetacion que predomina son los bosques con arboles de maderas duras como el quebracho y el algarrobo. Durante muchos años, el quebracho fue intensamente talado por empresas para obtener maderas para hacer durmientes , es decir, los tablones sobre los que se apoyan las vías del ferrocarril. También de esos arboles se extraía tanino, una sustancia usada para el tratamiento de los cueros. Como los árboles se cortaban sin reponer nuevos, estos bosques están muy reducidos. En las zonas más húmedas se cultiva el algodón, para obtener fibra con la que se hace vestimenta como las remeras.



Ambientes de zonas templadas
Estos ambientes abarcan la zona central de la Argentina y se caracterizan por presentar temperaturas moderadas. Las precipitaciones varias mucho según la región: son abundantes en el este, como en la provincia de Buenos Aires, y muy escasas en el oeste, como en Mendoza y San Juan. Esta diferencia en la cantidad de humedad permite el desarrollo de una vegetación muy variada. En las zonas con más humedad predominan los pastizales. En el centro del país, donde hay menos humedad, el pastizal se vuelve un monte arbustivo con arboles de clima seco llamado espinal. En el oeste, debido a la poca humedad, hay una vegetación muy escasa, y predomina una estepa muy pobre, parecida a un desierto.


  • Pastizal pampeano
Gracias al clima templado y húmedo, en ese ambiente crecen pastos que cubren enteramente el suelo. Los árboles y arbustos son escasos y solo se ubican en las orillas de los ríos. 
El clima resulta favorable para la instalación de  la población  y junto con el suelo fértil permite el desarrollo de una intensa actividad agropecuaria. Por eso, este ambiente también ha sido muy modificado a lo largo del tiempo: con el avance de la agricultura y la ganadería en la actualidad quedan pequeños sectores cubiertos por el pastizal original, que fue reemplazado sobre todo por cultivos y campos destinados a la ganadería.

  • Espinal
El Caldén es un árbol que crece en el centro del país, en las provincias de La Pampa, San Luis y Córdoba, en el ambiente del espinal. Originalmente, los arboles se distribuían formando un bosque disperso que prácticamente ya no existe.  Durante el siglo XIX y parte del siglo XX, la sociedad explotó de manera abusiva el Caldén para utilizarlo como combustible, ya que su madera es apta para obtener carbón. También se utilizaba su madera para fabricar postes para construir corrales y delimitar  los campos ganaderos. La tala excesiva del caldén provocó la erosión del suelo, porque junto con el árbol crecían pastos que lo protegían.  Junto con el caldén desaparecieron los pastos  y se perjudicó la ganadería porque los animales se quedaron sin alimento. En las últimas décadas se tomaron medidas para recuperar estos bosques.


No hay comentarios:

Publicar un comentario